¿Necesito ir al Podólogo o al Esteticista?

podologo, esteticista, callos, durezas, ojos de pollo, pedicura, quiropodia, podologia dermatologica

Cuando tienes callos, durezas o uñas engrosadas, es frecuente que uno se pregunte a qué profesional debe de ir.

Me he encontrado con varios pacientes que me piden consulta podológica cuando lo que buscan es una esticista, o viceversa… personas que me comentan que han ido a la esteticista cuando lo que necesitan es ir a un podólogo.

¿Por qué esta confusión? ¿Cuál es el rol del podólogo? ¿y el del esteticista?

En este artículo quiero ayudarte a elegir el profesional que más te conviene, mostrándote cuáles son las diferencias entre un Podólogo y un Esteticista, cómo saber qué profesional elegir, así como ideas y consejos útiles para tu salud.

Como la podología tiene que ver con la Salud, voy a empezar por hablarte de la importancia que tiene la Salud en nuestras vidas.

podologo, esteticista, callos, durezas, ojos de pollo, pedicura, quiropodia, podologia dermatologica

Como la podología tiene que ver con la Salud, voy a empezar por hablarte de la importancia que tiene la Salud en nuestras vidas.

Cuando tienes callos, durezas o uñas engrosadas, es frecuente que uno se pregunte a qué profesional debe de ir.

Me he encontrado con varios pacientes que me piden consulta podológica cuando lo que buscan es una esticista, o viceversa… personas que me comentan que han ido a la esteticista cuando lo que necesitan es ir a un podólogo.

¿Por qué esta confusión? ¿Cuál es el rol del podólogo? ¿y el del esteticista?

En este artículo quiero ayudarte a elegir el profesional que más te conviene, mostrándote cuáles son las diferencias entre un Podólogo y un Esteticista, cómo saber qué profesional elegir, así como ideas y consejos útiles para tu salud.

La salud, un pilar esencial en nuestras vidas

 

Hoy en día, cada vez son más las personas que se preocupan por su salud. En el 2012 el 89% de la población española ha considerado la salud como un aspecto vital muy importante.

Pero, ¿sabemos qué es tener Salud? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Con esta definición podemos decir dos cosas: La primera es que la salud no es únicamente un estado físico, sino que va acompañado de una percepción emocional y subjetiva. Segundo, que la ausencia de enfermedad no implica que tengas una buena salud, ya que puedes estar físicamente bien, pero si tienes malos hábitos de vida, estas en riesgo de desarrollar una enfermedad.

Aunque las investigaciones cada vez son más sorprendentes y alargan nuestra esperanza de vida, tarde o temprano acabaremos sufriendo alguna enfermedad. Aún así el objetivo es llegar a la etapa de la vejez en las mejores condiciones de salud posibles, para ser más independientes y autónomos.

La salud, un pilar esencial en nuestras vidas

 

Hoy en día, cada vez son más las personas que se preocupan por su salud. En el 2012 el 89% de la población española ha considerado la salud como un aspecto vital muy importante.

Pero, ¿sabemos qué es tener Salud? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Con esta definición podemos decir dos cosas: La primera es que la salud no es únicamente un estado físico, sino que va acompañado de una percepción emocional y subjetiva. Segundo, que la ausencia de enfermedad no implica que tengas una buena salud, ya que puedes estar físicamente bien, pero si tienes malos hábitos de vida, estas en riesgo de desarrollar una enfermedad.

Aunque las investigaciones cada vez son más sorprendentes y alargan nuestra esperanza de vida, tarde o temprano acabaremos sufriendo alguna enfermedad. Aún así el objetivo es llegar a la etapa de la vejez en las mejores condiciones de salud posibles, para ser más independientes y autónomos.

¿Cómo cuidar tu Salud?

Para conseguir este importante reto hay dos áreas esenciales sobre las que puedes incidir directamente, independientemente de que seas joven o mayor. Y no, no te voy a decir aquí que para estar sano tienes que ir al podólogo, aunque más adelante te explicaré cómo un podólogo puede ayudarte.

Tus dos retos esenciales son: la alimentación y la práctica de ejercicio físico. Cuidando estos dos aspectos tu calidad de vida va a mejorar notablemente.
Parece fácil de conseguir, pero ojo! Las dietas con “efecto rebote”, la sensación de culpabilidad tras una comida, las fracturas tras un intenso ejercicio, el cansancio excesivo, las obsesiones… todo esto es indicativo de que lo estas haciendo mal.

Para ello, existen profesionales como el nutricionista y el readaptador físico o entrenador personal que te ayudan a tomar el buen camino. Si necesitas consejos o una dieta que se adapte a tu situación, ves al nutricionista!!! Por mi parte te hablaré en otro post sobre cómo influye el sobrepeso en nuestros pies.

Respecto al ejercicio físico. Si eres de esas personas que de repente quieren hacer ejercicio ya sea porque el médico te lo ha aconsejado o simplemente porque “te apetece”, ten en cuenta que debe de haber un proceso de adaptación que se debe de cumplir si no quieres sufrir lesiones musculo-esqueléticas o en casos más graves, infartos. Te aconsejo que antes de comenzar con un deporte te hagas un “check in” con una prueba de esfuerzo para valorar tu estado físico y saber dónde está tu límite, y de esta manera podrás practicar tu deporte sin riesgo.

¿Cómo puede ayudarnos el podólogo?

Muchas personas no conocen cuáles son las competencias del podólogo e incluso en algunos casos nunca han oído hablar de él. Otros lo llaman “callista”, termino muy antiguo que se dejó de usar en 1957.
No hablaré ahora de cómo hemos pasado del término “callista” a “podólogo”, pero os hago una pequeña reflexión… si llamas al podólogo callista porque quita callos, ¿por qué no lo llamas cirujano del pie?. Seguramente tampoco sabrás que el podólogo en España es pionero en cirugía podológica…

Hemos hablado de la alimentación y del ejercicio físico, algo que a priori parece que no tiene nada que ver con la podología. Durante mis prácticas de podología infantil, en el colegio de Muchamiel, la mayoría de los niños que presentaban un pie que se salía de la normalidad (es decir, que eran planos, o que caminaban con los pies hacia dentro o hacia fuera) eran provocados por un exceso de peso. En estos casos el podólogo actúa de dos maneras: remitiendo el paciente al nutricionista para que trate su causa (es decir, su dieta) y tratando el pie con plantillas ortopédicas.

Respecto al ejercicio físico… Con decirte que existe la especialidad de Podología Deportiva, creo que está todo dicho, no? Ya seas un jugador de futbol, de tenis, de balonmano, de bádminton… o practiques cualquier tipo de deporte (incluso motociclismo!!) el podólogo puede mejorar tu rendimiento o prevenir que tengas patologías músculo-esqueléticas. ¿Cómo lo hace? A través de un estudio biomecánico. Es decir, estudia el comportamiento que tiene el cuerpo en general, especialmente el pie y la extremidad inferior durante el gesto deportivo y a partir de ahí, analizando las posibles fuerzas internas (los músculos, tendones, ligamentos…) y externas (el calzado, la plantilla, la fuerza reactiva del suelo…) saca una conclusión y prescribe un tratamiento específico.

¿Sabías que el equipo de futbol del real Madrid, tiene médicos, fisioterapeutas… Y PODÓLOGOS?

Pero no todo son plantillas… el podólogo también hace cirugías!! Por ejemplo, cirugía de juanetes, alargamiento de tendones, cirugía para corregir el pie plano… y cualquier técnica en el pie o tobillo. Eso sí, antes de realizar cualquier operación, el podólogo tiene que realizar el pertinente estudio con pruebas complementarias para conocer el estado de salud del paciente y determinar qué técnica es la adecuada para cada paciente.

podologo, esteticista, callos, durezas, ojos de pollo, pedicura, quiropodia, podologia dermatologica, podologia deportiva
Diferencias entre Podólogo y Esteticista

 

Si has leído todo lo anterior, sabrás ya la respuesta pero… ¿la esteticien quita callos igual que el podólogo? La respuesta es sí.
¿Esta bien que lo haga? La respuesta es no. Porque para “quitar” o “eliminar” un trastorno, tienes que saber qué es lo que estas eliminando, es decir, DIAGNOSTICAR. Para diagnosticar tienes que ser un profesional de la salud y dentro de esta categoría sólo el Médico, Odontólogo, Podólogo y Veterinario tienen facultades para DIAGNOSTICAR. Los demás profesionales sanitarios sólo pueden tratar a petición de cualquier profesional anterior.

¿Cómo cuidar tu Salud?

Para conseguir este importante reto hay dos áreas esenciales sobre las que puedes incidir directamente, independientemente de que seas joven o mayor. Y no, no te voy a decir aquí que para estar sano tienes que ir al podólogo, aunque más adelante te explicaré cómo un podólogo puede ayudarte.

Tus dos retos esenciales son: la alimentación y la práctica de ejercicio físico. Cuidando estos dos aspectos tu calidad de vida va a mejorar notablemente.
Parece fácil de conseguir, pero ojo! Las dietas con “efecto rebote”, la sensación de culpabilidad tras una comida, las fracturas tras un intenso ejercicio, el cansancio excesivo, las obsesiones… todo esto es indicativo de que lo estas haciendo mal.

Para ello, existen profesionales como el nutricionista y el readaptador físico o entrenador personal que te ayudan a tomar el buen camino. Si necesitas consejos o una dieta que se adapte a tu situación, ves al nutricionista!!! Por mi parte te hablaré en otro post sobre cómo influye el sobrepeso en nuestros pies.

Respecto al ejercicio físico. Si eres de esas personas que de repente quieren hacer ejercicio ya sea porque el médico te lo ha aconsejado o simplemente porque “te apetece”, ten en cuenta que debe de haber un proceso de adaptación que se debe de cumplir si no quieres sufrir lesiones musculo-esqueléticas o en casos más graves, infartos. Te aconsejo que antes de comenzar con un deporte te hagas un “check in” con una prueba de esfuerzo para valorar tu estado físico y saber dónde está tu límite, y de esta manera podrás practicar tu deporte sin riesgo.

¿Cómo puede ayudarnos el podólogo?

Muchas personas no conocen cuáles son las competencias del podólogo e incluso en algunos casos nunca han oído hablar de él. Otros lo llaman “callista”, termino muy antiguo que se dejó de usar en 1957.
No hablaré ahora de cómo hemos pasado del término “callista” a “podólogo”, pero os hago una pequeña reflexión… si llamas al podólogo callista porque quita callos, ¿por qué no lo llamas cirujano del pie?. Seguramente tampoco sabrás que el podólogo en España es pionero en cirugía podológica…

Hemos hablado de la alimentación y del ejercicio físico, algo que a priori parece que no tiene nada que ver con la podología. Durante mis prácticas de podología infantil, en el colegio de Muchamiel, la mayoría de los niños que presentaban un pie que se salía de la normalidad (es decir, que eran planos, o que caminaban con los pies hacia dentro o hacia fuera) eran provocados por un exceso de peso. En estos casos el podólogo actúa de dos maneras: remitiendo el paciente al nutricionista para que trate su causa (es decir, su dieta) y tratando el pie con plantillas ortopédicas.

podologo, esteticista, callos, durezas, ojos de pollo, pedicura, quiropodia, podologia dermatologica, podologia deportiva

Respecto al ejercicio físico… Con decirte que existe la especialidad de Podología Deportiva, creo que está todo dicho, no? Ya seas un jugador de futbol, de tenis, de balonmano, de bádminton… o practiques cualquier tipo de deporte (incluso motociclismo!!) el podólogo puede mejorar tu rendimiento o prevenir que tengas patologías músculo-esqueléticas. ¿Cómo lo hace? A través de un estudio biomecánico. Es decir, estudia el comportamiento que tiene el cuerpo en general, especialmente el pie y la extremidad inferior durante el gesto deportivo y a partir de ahí, analizando las posibles fuerzas internas (los músculos, tendones, ligamentos…) y externas (el calzado, la plantilla, la fuerza reactiva del suelo…) saca una conclusión y prescribe un tratamiento específico.

¿Sabías que el equipo de futbol del real Madrid, tiene médicos, fisioterapeutas… Y PODÓLOGOS?

Pero no todo son plantillas… el podólogo también hace cirugías!! Por ejemplo, cirugía de juanetes, alargamiento de tendones, cirugía para corregir el pie plano… y cualquier técnica en el pie o tobillo. Eso sí, antes de realizar cualquier operación, el podólogo tiene que realizar el pertinente estudio con pruebas complementarias para conocer el estado de salud del paciente y determinar qué técnica es la adecuada para cada paciente.

Diferencias entre Podólogo y Esteticista

 

Si has leído todo lo anterior, sabrás ya la respuesta pero… ¿la esteticien quita callos igual que el podólogo? La respuesta es sí.
¿Esta bien que lo haga? La respuesta es no. Porque para “quitar” o “eliminar” un trastorno, tienes que saber qué es lo que estas eliminando, es decir, DIAGNOSTICAR. Para diagnosticar tienes que ser un profesional de la salud y dentro de esta categoría sólo el Médico, Odontólogo, Podólogo y Veterinario tienen facultades para DIAGNOSTICAR. Los demás profesionales sanitarios sólo pueden tratar a petición de cualquier profesional anterior.

Tengo un callo. ¿Por qué tengo que ir al podólogo?

Otra de las muchas competencias que tiene el podólogo es el cuidado podológico de la piel y de las uñas de los pies. Se puede llamar a esta especialidad “Podología Dermatológica”. Dentro de este campo incluimos el tratamiento de los hongos, las verrugas, alteraciones de la sudoración, LOS CALLOS, las durezas u ojos de pollo y cualquier alteración que aparezca en la piel o las uñas.

Aquí es cuando viene la confusión entre el ir al podólogo o al esteticista.

Cuando tienes callos y buscas un profesional para tratarlos ya sea porque te duele o simplemente por estética, debes de ir al Podólogo por 5 razones:

  • Porque los callos son un problema de Salud.
  • Porque el podólogo busca la causa de su aparición.
  • Porque usa técnicas diferentes.
  • Porque sabe diferenciar un callo de otra patología.
  • Porque te va a costar lo mismo.
Tengo un callo. ¿Por qué tengo que ir al podólogo?

Otra de las muchas competencias que tiene el podólogo es el cuidado podológico de la piel y de las uñas de los pies. Se puede llamar a esta especialidad “Podología Dermatológica”. Dentro de este campo incluimos el tratamiento de los hongos, las verrugas, alteraciones de la sudoración, LOS CALLOS, las durezas u ojos de pollo y cualquier alteración que aparezca en la piel o las uñas.

Aquí es cuando viene la confusión entre el ir al podólogo o al esteticista.

Cuando tienes callos y buscas un profesional para tratarlos ya sea porque te duele o simplemente por estética, debes de ir al Podólogo por 5 razones:

  • Porque los callos son un problema de Salud.
  • Porque el podólogo busca la causa de su aparición.
  • Porque usa técnicas diferentes.
  • Porque sabe diferenciar un callo de otra patología.
  • Porque te va a costar lo mismo.
¿Por qué tengo callos?

Aunque te parezca una exageración, cuando hablamos de callos nos referimos a un problema de salud. Un callo es un aumento de queratina en una zona determinada que puede ser causado por factores intrínsecos como:

Alteraciones dérmicas
Alteraciones biomecánicas
Deformidades óseas que generan un aumento de la presión
Enfermedades endocrinas: como la diabetes
Enfermedades vasculares y/o neurológicas
Enfermedades genéticas
Enfermedades inmunitarias: generan un aumento de la producción de queratina
¿Por qué tengo callos?

Aunque te parezca una exageración, cuando hablamos de callos nos referimos a un problema de salud. Un callo es un aumento de queratina en una zona determinada que puede ser causado por factores intrínsecos como:

Alteraciones dérmicas
Alteraciones biomecánicas
Deformidades óseas que generan un aumento de la presión
Enfermedades endocrinas: como la diabetes
Enfermedades vasculares y/o neurológicas
Enfermedades genéticas
Enfermedades inmunitarias: generan un aumento de la producción de queratina

y factores extrínsecos como:

  • El inadecuado calzado

A veces incluso para un Podólogo resulta difícil diferenciar un callo de una verruga, por ejemplo. Por lo tanto, al menos que tu mismo estés 100% seguro de que sea un callo y que está provocado por el calzado, deberías de ir al podólogo para que busque la causa. La mayoría de las veces es debido a una alteración biomecánica y por lo tanto, se trata con plantillas ortopédicas.

Por otra parte, existen personas con patologías de base (como la diabetes) que necesitan una atención especial, ya que la presencia de callos o durezas generan más presión en la zona y debido a la susceptibilidad que presentan estas personas, acaba generando una úlcera de difícil cicatrización.

y factores extrínsecos como:

  • El inadecuado calzado

A veces incluso para un Podólogo resulta difícil diferenciar un callo de una verruga, por ejemplo. Por lo tanto, al menos que tu mismo estés 100% seguro de que sea un callo y que está provocado por el calzado, deberías de ir al podólogo para que busque la causa. La mayoría de las veces es debido a una alteración biomecánica y por lo tanto, se trata con plantillas ortopédicas.

Por otra parte, existen personas con patologías de base (como la diabetes) que necesitan una atención especial, ya que la presencia de callos o durezas generan más presión en la zona y debido a la susceptibilidad que presentan estas personas, acaba generando una úlcera de difícil cicatrización.

¿Qué es la pedicura?

La pedicura es un servicio únicamente estético, que se realiza en un salón de belleza y la persona encargada de realizar la pedicura es un esteticista, el cual utiliza instrumentos y técnicas diferentes a las que emplearía un podólogo.

Por lo tanto, si eres una persona sana y no presentas ninguna alteración en la piel o en la uñas y lo que buscas es que te corten las uñas o hidraten tus pies, te aconsejo que vayas a la esteticien. Pero si tienes alteraciones en la uñas (uñas gruesas, rotas, frágiles, piqueteadas, infecciones, etc.) o en la piel, te aconsejo que acudas al podólogo. Además, las personas con algún tipo de riesgo (personas diabéticas, fumadores, alteraciones inmunológicas…) es totalmente aconsejable que vayan al podólogo ya que él sabrá cómo actuar según la patología o alteración que presentas.

¿Qué es la quiropodia?

A menudo cuando un paciente recibe la recomendación de que para dar solución a su problema se debe realizar una quiropodia me preguntan qué es.

La quiropodia es una especialidad de la podología dermatológica. Tiene todo lo estético de una pedicura y, además la parte médica que aporta el podólogo. Se trata de eliminar las durezas o callosidades de forma superficial y profunda, buscando las causas que la producen y sus consecuencias, así como tratar las alteraciones de las uñas. Está especialmente indicado si presentas callosidades u ojos de pollo, si sufres de constantes dolor en las uñas, o si éstas se encarnan fácilmente.

¿Qué es la pedicura?

La pedicura es un servicio únicamente estético, que se realiza en un salón de belleza y la persona encargada de realizar la pedicura es un esteticista, el cual utiliza instrumentos y técnicas diferentes a las que emplearía un podólogo.

Por lo tanto, si eres una persona sana y no presentas ninguna alteración en la piel o en la uñas y lo que buscas es que te corten las uñas o hidraten tus pies, te aconsejo que vayas a la esteticien. Pero si tienes alteraciones en la uñas (uñas gruesas, rotas, frágiles, piqueteadas, infecciones, etc.) o en la piel, te aconsejo que acudas al podólogo. Además, las personas con algún tipo de riesgo (personas diabéticas, fumadores, alteraciones inmunológicas…) es totalmente aconsejable que vayan al podólogo ya que él sabrá cómo actuar según la patología o alteración que presentas.

¿Qué es la quiropodia?

A menudo cuando un paciente recibe la recomendación de que para dar solución a su problema se debe realizar una quiropodia me preguntan qué es.

La quiropodia es una especialidad de la podología dermatológica. Tiene todo lo estético de una pedicura y, además la parte médica que aporta el podólogo. Se trata de eliminar las durezas o callosidades de forma superficial y profunda, buscando las causas que la producen y sus consecuencias, así como tratar las alteraciones de las uñas. Está especialmente indicado si presentas callosidades u ojos de pollo, si sufres de constantes dolor en las uñas, o si éstas se encarnan fácilmente.

¿Es lo mismo un pie bonito que un pie sano?

 

El podólogo es un profesional sanitario con capacidad para diagnosticar y tratar. Esto implica, entre otras, que tiene acceso a las pruebas complementarias tanto para llegar a un diagnóstico como para realizar un seguimiento de la patología y de prescribir y llevar a cabo un tratamiento farmacológico, ortopodológico, físico, rehabilitador o quirúrgico.
Es el responsable del diagnóstico y tratamiento de la piel y de las uñas de los pies, y una de las especialidades del podólogo es la quiropodia. Aquí es cuando viene la confusión entre podólogo y esteticista, ya que ambos eliminan durezas, callos… pero la diferencia radica en saber qué se está haciendo. Mientras el podólogo busca las causas que generan la aparición de estos callos, el esteticista los elimina sin más. Por otro lado, es de vital importancia saber ante qué patología estamos, ya que lo que se presenta a simple vista como un callo, en muchas ocasiones es consecuencia de una patología subyacente o infección.

El esteticista, sin embargo, corta las uñas y fresa la piel de manera superficial y no tiene en cuenta la salud del paciente. Es decir, nunca sabrá cual es la causa de la aparición de los callos y esto conlleva a un retraso en el diagnóstico podológico. Por ello, es importante saber que una pedicura no garantiza el cuidado integral de tus pies; porque no es lo mismo un pie bonito que un pie sano.

Es importante que confíes siempre en un podólogo profesional. Solo él podrá realizar un completo estudio del pie y de la pisada que permita diagnosticar con certeza cuál es el origen de la lesión y/o dolor, y aplicar el tratamiento que mejor te conviene.

podologo, altea, podologia, benidorm, calpe, domicilio, prodinamica
¿Cuándo llamar a un podólogo?

 

Debes de llamar a un podólogo siempre que experimentes dolor, incomodidad, o notes cambios en tus pies.  Algunas señales claves son:

  • Cuando tienes dolor en tus pies o tobillos.
  • Cuando notas cambios en la piel o las uñas.
  • Cuando tus pies presentan grietas, escamas o callosidades.
  • Cuando tus uñas están engrosadas.
  • Cuando tienes lesiones repetidas en los pies, tobillos y rodillas.
  • Cuando tus pies presentan mal olor.
  • Cuando tienes los pies planos o cavos, dedos en garra.
  • Cuando tienes diabetes o enfermedades que afectan tus pies.
¿Es lo mismo un pie bonito que un pie sano?

 

El podólogo es un profesional sanitario con capacidad para diagnosticar y tratar. Esto implica, entre otras, que tiene acceso a las pruebas complementarias tanto para llegar a un diagnóstico como para realizar un seguimiento de la patología y de prescribir y llevar a cabo un tratamiento farmacológico, ortopodológico, físico, rehabilitador o quirúrgico.
Es el responsable del diagnóstico y tratamiento de la piel y de las uñas de los pies, y una de las especialidades del podólogo es la quiropodia. Aquí es cuando viene la confusión entre podólogo y esteticista, ya que ambos eliminan durezas, callos… pero la diferencia radica en saber qué se está haciendo. Mientras el podólogo busca las causas que generan la aparición de estos callos, el esteticista los elimina sin más. Por otro lado, es de vital importancia saber ante qué patología estamos, ya que lo que se presenta a simple vista como un callo, en muchas ocasiones es consecuencia de una patología subyacente o infección.

El esteticista, sin embargo, corta las uñas y fresa la piel de manera superficial y no tiene en cuenta la salud del paciente. Es decir, nunca sabrá cual es la causa de la aparición de los callos y esto conlleva a un retraso en el diagnóstico podológico. Por ello, es importante saber que una pedicura no garantiza el cuidado integral de tus pies; porque no es lo mismo un pie bonito que un pie sano.

podologo, altea, podologia, benidorm, calpe, domicilio, prodinamica

Es importante que confíes siempre en un podólogo profesional. Solo él podrá realizar un completo estudio del pie y de la pisada que permita diagnosticar con certeza cuál es el origen de la lesión y/o dolor, y aplicar el tratamiento que mejor te conviene.

¿Cuándo llamar a un podólogo?

 

Debes de llamar a un podólogo siempre que experimentes dolor, incomodidad, o notes cambios en tus pies.  Algunas señales claves son:

  • Cuando tienes dolor en tus pies o tobillos.
  • Cuando notas cambios en la piel o las uñas.
  • Cuando tus pies presentan grietas, escamas o callosidades.
  • Cuando tus uñas están engrosadas.
  • Cuando tienes lesiones repetidas en los pies, tobillos y rodillas.
  • Cuando tus pies presentan mal olor.
  • Cuando tienes los pies planos o cavos, dedos en garra.
  • Cuando tienes diabetes o enfermedades que afectan tus pies.

POST RELACIONADOS

podologo, altea, podologia, benidorm, calpe, domicilio, prodinamica, plantillas, podologia biomecanica, estudio de la pisada
¿Cómo actúan las plantillas?

Además de los cambios mecánicos que generan las plantillas, nuestro cerebro recibe nuevas informaciones sensoriales (efecto neuromotor) procedentes del complejo pie-plantilla y envía órdenes a los músculos y tendones para que trabajen de la manera más óptima, minimizando así el riesgo de lesión.

podologo, altea, podologia, benidorm, calpe, domicilio, prodinamica, pie diabetico, podologia preventiva, diabetes, heridas en pies, heridas que no cicatrizan, lesiones en pies, perdida de sensibilidad, pies dormidos, ulceras diabeticas
Cómo cuidar los pies con diabétes

Se recomienda acudir al Podólogo una vez realizado el diagnóstico de Diabetes para valorar la presencia de neuropatía diabética, y en sus etapas clínicas más precoces, desarrollar estrategias de prevención.

drenaje linfatico
Beneficios del Drenaje Linfático

El Drenaje Linfático Manual es una terapia manual destinada a facilitar el funcionamiento del sistema linfático, favoreciendo la evacuación del líquido orgánico y el aporte de células inmunológicas.

Prodinámica Chat
Enviar mensaje